Instalación definitiva en Madrid

Volver

Jacometrezo, esquina con Red de San Luis, fue uno de sus domicilios madrileños.

“Soy el hombre más feliz del mundo, pues contento con lo que tengo, sin desear nada más, viviendo en la Corte, como en un desierto, hecho un ratón de biblioteca, sin hablar casi de política, en materia de textos reputado por muerto…”

En su obra La sopa de los conventos critica mordazmente, entre otras cosas, el
empobrecimiento de parte de la población tras las medidas desamortizadoras de los sucesivos gobiernos liberales.

La actividad de Vicente de la Fuente fue frenética en la década de 1860. Gran número de escritos e investigaciones ocuparon en aquel momento su escaso tiempo libre. Unos, estudios personales de gran calado como los dedicados a la Pluralidad de cultos, la División de poderes, la Expulsión de los Jesuitas o el famoso La Sopa de los Conventos (1) tratado lleno de ingenio y agudeza, sobre los males que afligían en aquel momento a España, y que, sin embargo, hoy parece dotado de gran actualidad. Otros por petición de la Real Academia de la Historia como los tomos dedicados a las diócesis de Tudela y Tarazona (2) (3) de la magna obra La España Sagrada. Precisamente por encargo de la Real Academia de la Historia, viajó como representante al Congreso Arqueológico de Amberes de 1867.

Colaboración de Vicente de la Fuente en La Cruzada, acerca del Congreso Arqueológico de Amberes de 1867.

En 1868 fue escogido para formar parte de la Comisión de Bibliotecas y Archivos, encargada de revisar el reglamento de Archivos a nivel nacional “en una de las sesiones últimas conseguí que retirasen los tres proyectos de reglamento independientes y se refundieran en uno sólo para bibliotecas, archivos y museos”. Don Vicente consiguió también que las Audiencias pasaran todo su material anterior al siglo XIX a los archivos históricos.

La Real Academia de la Historia, que contaba con de la Fuente como miembro, adornada por el nacimiento del futuro Alfonso XII en 1857.


  1. Descargar la sopa de los conventos, edición crítica de Álvaro Capalvo.
  2. Ver La España Sagrada (Tomo L, Tarazona y Tudela)
  3. Ver la España Sagrada (Tomo XLIX,Tarazona)

Volver

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone