Elecciones a presidencia del CEB 2021

La comisión gestora del Centro de Estudios Bilbilitanos, siguiendo el protocolo establecido en el anexo I de su estatuto, inicia el proceso electoral para la elección de presidente.

         Todos aquellos consejeros/as, excepto los representativos, que deseen presentarse al cargo, deberán enviar su curriculum vitae y el programa de actuación para los próximos cinco años, por correo electrónico a: direccion@cebilbilitanos.com

         Las candidaturas podrán enviarse desde el 30 de marzo hasta el 18 de abril.

         Para resolver posibles dudas al respecto, se puede llamar al teléfono de contacto del CEB o a través del correo electrónico.

ANEXO I

PROCEDIMIENTO PARA LA ELECCIÓN DEL PRESIDENTE DEL CEB

            1. Se celebrarán elecciones cada cinco años para elegir al presidente del CEB o bien excepcionalmente antes, por renuncia expresa del mismo. Podrán votar todos los consejeros, excepto los institucionales.

            2. La secretaria permanente del CEB se encargará de coordinar y dirigir todo el proceso, informando por correo electrónico  a los consejeros de todo el proceso.

            3. El calendario será el siguiente:

                        a. Comunicación a los consejeros del cese del presidente e inicio del proceso electoral.

                        b. Veinte días para la presentación de candidaturas. Su currículum vitae y su programa de actuación serán expuestos en la página web y enviados a los consejeros.

                        c. Proclamación de las candidaturas.

                        d. Veinte días para el proceso de votación.

                        e. Asamblea general extraordinaria para contabilizar los votos recibidos,  votar presencialmente, recontar todas las papeletas y proclamar al nuevo presidente del CEB.

            En el caso de que sólo se presente una candidatura, se suprimirá el punto d y el candidato deberá ser ratificado por los presentes en dicha asamblea.

            4. Se podrá votar por tres procedimientos: primero, por correo ordinario dirigido a la dirección postal del CEB; segundo, presencialmente en su sede durante el plazo establecido; tercero, en la citada asamblea general extraordinaria. Para garantizar la confidencialidad del voto, los votantes de los dos primeros supuestos introducirán un papeleta con el nombre y apellidos de su candidato en un sobre blanco cerrado, que a su vez irá metido en otro sobre con el nombre del consejero. Este sobre quedará sellado y sólo  se abrirá el día de la Asamblea General delante de los asistentes.

            5. La secretaria permanente elaborará una lista actualizada de consejeros, que se hará pública, en la que se anotarán los consejeros que han emitido su voto por los tres procedimientos señalados.

            6. Asimismo, la secretaria levantará acta de todo el proceso electoral, que será posteriormente remitida a todos los consejeros y a la Institución Fernando el Católico.

            7. Disposición adicional.

            Si no se presenta ninguna candidatura en el plazo establecido, se constituirá una comisión gestora, formada por los miembros de la comisión permanente y coordinada por la secretaria permanente.

            La comisión gestora convocará un nuevo proceso electoral en el plazo máximo de un año. Si en el transcurso de dicho período, algún consejero desea presentar su candidatura a la presidencia, deberá comunicarlo a la secretaria del CEB. En tal caso, deberá ser ratificado por los consejeros en una asamblea general extraordinaria.

Publicado en Noticias | Etiquetado | Comentarios desactivados en Elecciones a presidencia del CEB 2021

Una carta de José Sanz de Larrea y otra de Vicente de la Fuente, sobre otras cartas de Baltasar Gracián

Francisco Tobajas Gallego

            El 30 de julio de 1788 José Sanz de Larrea, entonces rector de la Universidad Sertoriana de Huesca, encontró algunos documentos en la casa situada en el Coso oscense que fuera de Vicencio Juan de Lastanosa, entre los cuales se hallaban «un gran legajo del P. Baltasar Gracián, autor del Criticón, las q. pienso examinar muy despacio, pues siendo de un hombre tan famoso, no dejan de contener cosas buenas» (Memorias literarias de Aragón, Ms. 76, 297-300). Este importante hallazgo lo comunicó al día siguiente en carta a su amigo Félix de Latassa y Ortín, racionero de mensa de La Seo de Zaragoza y autor de la Biblioteca de Escritores Aragoneses.

            Esta carta de Larrea se encuentra en el manuscrito de Latassa titulado Memorias literarias de Aragón, manuscritos 76, 77 y 78, de la Biblioteca Pública de Huesca. El 11 de septiembre de 1880 fueron entregados, junto a otros documentos, en la Biblioteca Provincial y del Instituto de Huesca por los ejecutores testamentarios de Valentín Carderera. Las Memorias de Latassa habían pertenecido anteriormente al marqués de Santa Coloma.

Estas Memorias literarias de Aragón ya habían sido dadas a conocer por Gabriel Llabrés en la Revista de Huesca (1903-1904), I, 155-163 y más tarde por Ricardo del Arco.

            En ellas encontramos una carta de Vicente de la Fuente, fechada en Calatayud un 6 de agosto, sin anotar el año, que dirigía a Valentín Carderera (Memorias literarias de Aragón, Ms. 76, 1-4). Podía estar fechada en del año 1856, pues Vicente de la Fuente comentaba a su amigo el derribo del monasterio de San Pedro Mártir de dominicos de Calatayud. En ella escribía: «Nada digo a V. S. de S. Pedro Mártir, pues el día que vi como está la iglesia por fuera pasé muy mal rato y no quise entrar dentro. El patio ha sido demolido, según dicen, a pesar de lo útil q. hubiera sido para la cárcel q. están haciendo. A la iglesia le han quitado el tejado, pero las bóvedas son tan fuertes q. resisten a pesar de todo: el ábside, la escalera y la sala capitular van a ser demolidas para ensanchar la carretera. Esto se llama ornato público, frasecilla que se debe reunir al patriotismo, beneficencia, mejoras & y otros terminillos del mismo jaez, que ya solo sirven para dar escalofríos a toda persona decente que los oye pronunciar. Querrá V. creer que el año pasado se gastaron aquí 30.000 reales en regar 40 chopos!

            Si el ayuntamto lo hizo por miedo de que falten zoquetes, creo que sus temores son infundados». Y continuaba: «También ha desaparecido en su mayor parte la casa de los Nueros cuya fachada flamenca tiene V. dibujada: en cambio se ha hecho otra moderna, con un gran balcón volado o corrido, que tiene admirados a todos los paletos de esta vega».

            Vicente de la Fuente le comentaba también que hacía unos días, en la biblioteca de casa de los señores de Larrea, «donde suelo pasar algunos buenos ratos», había encontrado un cuaderno de apuntes de José Sanz de Larrea, colegial Mayor de Santiago, en el que entre otros asuntos hablaba de unas cartas de Baltasar Gracián, que Vicente de la Fuente buscaba infructuosamente hacía ya dos años. Decía así: «Noticia de los papeles que he encontrado en casa de Lastanosa de Huesca hoy 30 de julio de 1788». Entre ellos había anotado el hallazgo de catorce cartas de Gracián, que comenzaban el 28 de abril de 1640 y finalizaban el 21 de octubre de 1655. Vicente de la Fuente escribía que por más que había revuelto los papeles de Sanz de Larrea, no había hallado estas cartas, ni copia de ellas, lo que le hacía pensar que Larrea no lo había hecho.

            José Sanz de Larrea debió quedarse con algunos de estos documentos que había encontrado en casa de Lastanosa, pero las cartas de Gracián se las prestó a Miguel Monterde, canónigo y prior del Santo Sepulcro de Calatayud, quien elaboró con cierta dificultad, por lo difícil de la letra, una copia que aún pudo ver Latassa, como él mismo confiesa en sus Memorias el 22 de marzo de 1789 (Ms. 76, 70). Latassa no vio las originales. En ellas, señala, había «diversidad de noticias, pero están escritas en un estilo demasiado llano y sin particular esmero». Estas cartas de Baltasar Gracián no se han encontrado.

 Bibliografía:

Lamarca Langa, G. (1999-2000): «Las Memorias literarias de Aragón, de Félix Latassa. Estudio y descripción», Turiaso XV, 127-173.

Laplana Gil, J. E. (2008): «Gracián y sus cartas. Problemas editoriales con una carta casi inédita de Manuel Salinas a Gracián», Françoise Çazal (ed.), Homenaje a/ Hommage à Francis Cerdan, Toulouse, CNRS- Université de Toulouse-Le Mirail, 493-536.

Publicado en Noticias | Etiquetado | Comentarios desactivados en Una carta de José Sanz de Larrea y otra de Vicente de la Fuente, sobre otras cartas de Baltasar Gracián

Historia postal de Calatayud y comarca. Estudio y catalogación (siglos XIX-XXI) se incorpora a la biblioteca virtual del CEB

            Incorporamos a la biblioteca virtual del Centro de Estudios Bilbilitanos un nuevo libro. En esta ocasión se trata de la obra de Antonio Utrera Fúnez y Luis Pérez Gutiérrez: Historia postal de Calatayud y comarca. Estudio y catalogación (siglos XIX-XXI). La edición en papel ya está agotada por lo cual facilitamos a todos los interesados en la filatelia la versión íntegra del texto en pdf.

            Los autores han realizado un exhaustivo estudio de la prefilatelia y catalogación de todos los matasellos y marcas relacionadas con el correo de la comarca de Calatayud a lo largo de su historia. Es un manual de consulta obligada y una referencia para el estudio del sistema postal de comunicaciones y de tratamiento de la correspondencia.

Historia postal de Calatayud y Comarca. Estudio y catalogación (siglos XIX-XXI) Descarga en PDF

Publicado en Noticias, Publicaciones | Etiquetado , | Comentarios desactivados en Historia postal de Calatayud y comarca. Estudio y catalogación (siglos XIX-XXI) se incorpora a la biblioteca virtual del CEB

Matías de Aguirre. Navidad en Zaragoza

El próximo martes, 19 de enero, a las 18 horas, tendrá lugar la presentación del libro Navidad de Zaragoza de Matías de Aguirre, en la sala Gracián del Centro Asociado de la UNED de Calatayud, a cargo de la consejera del Centro de Estudios Bilbilitanos María Pilar Sánchez Lailla, responsable de la edición, introducción y notas.

Retransmisión en directo por internet y asistencia presencial con el aforo reducido, previa inscripción. Más información en:
http:// http://www.calatayud.uned.es/news/noticia.asp?id=10838

Publicado en Noticias | Etiquetado | Comentarios desactivados en Matías de Aguirre. Navidad en Zaragoza

Dos fotografías de Calatayud de Robert Gillon

Francisco Tobajas Gallego

            Robert Paul Raymon Gillon (Courtrai, Bélgica, 1884- Ídem, 1972), abogado de profesión, fue militante del Partido Liberal y presidente del Senado belga en tres ocasiones. Más tarde desempeñaría la cartera de Estado o de Asuntos Exteriores. Fue un destacado hispanista, visitando nuestro país en varias ocasiones. Fue fundador y presidente de Honor de la Asociación España-Bélgica, siendo distinguido con la Medalla de Plata de Segovia, que le fue impuesta por el embajador de España en Bruselas en 1968, así como el «Acueducto de oro», pues uno de sus libros estaba dedicado a esta ciudad. En 1964 se le había concedido la Orden del Mérito Civil, siendo académico correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

            Editó cinco tomos de sus Silhouettes espagnoles. En el tomo IV, publicado en Bruselas en 1954, se incluye un capítulo dedicado al castillo del Papa Luna de Peñíscola y otro a su visita a Saviñán, que titula «Saviñán et le tío Pedro».

            En aquella ocasión Gillon y sus amigos viajaron en coche desde Huesca a Zaragoza, donde tomaron la carretera general de Madrid a Barcelona. Desde El Frasno se dirigieron hasta Saviñán, un pueblo de apariencia modesta, coronado por un castillo bastante ruinoso, según escribía. Esta vez los viajeros no querían visitar viejas piedras, sino el cráneo del Papa Luna que, según sus investigaciones, se guardaba en el palacio.

            El sacristán de la parroquia les condujo hasta el palacio, delante de una plaza llena de luz. Gillon escribía que el palacio era un edificio macizo y sólido, con una puerta arqueada, coronada con un hermoso escudo. A ambos lados, los grandes ventanales enrejados le recordaban las casas consistoriales de Jaca. La puerta se encontraba abierta y un muchacho vestido de blanco estaba a punto de entrar.

            Los viajeros fueron recibidos por José Ignacio Olazábal y Bordiu, al que confiaron su deseo de ver el cráneo del Papa Luna. Olazábal los llevó a una sala amplia y alargada, con una ventana al fondo. De las paredes colgaban grandes cuadros de tonalidades sombrías, inspirados en Ribera y en su maestro Caravaggio. Hermosos muebles y un brasero completaban la decoración de la sala. En una mesa se amontonaban viejos papeles y pergaminos. Hacia la mitad de la sala, a mano izquierda, se abría la puerta de un oratorio. Dentro de él, en un armario donde se guardaban varios utensilios utilizados para el culto, se encontraba una pequeña urna portátil, en cuyo frontón aparecía el escudo de los Luna. Olazábal la abrió y allí encontraron el cráneo del Papa Luna, que los miraba con un ojo de cíclope. El otro ojo y la nariz habían desaparecido. Olazábal lo llamaba familiarmente el tío Pedro.

            Gillon y sus amigos se interesaron por las circunstancias que habían llevado al cráneo del Papa Luna a este palacio y Olazábal les contó la historia, invitando a los viajeros a visitar el palacio de los Luna de Illueca, que no conocían.

Gillon fotografió el cráneo del Papa Luna, el jardín del palacio y la familia de José Ignacio Olazábal, quien invitó a los viajeros a desayunar. Gillon y sus acompañantes declinaron la invitación, pues tenían que seguir su ruta hacia Calatayud y Daroca, donde querían ver los Corporales.

            Para ilustrar este artículo dedicado al Papa Luna se incluyeron en el libro tres fotografías: el cráneo del Papa Luna en su urna portátil, la familia numerosa de Olazábal asomada a un gran ventanal enrejado y una vista general de Illueca, con el palacio de los Luna dominando la villa.

En mi colección particular guardo otras fotografías de Gillon. En una de ellas aparece la familia de José Ignacio de Olazábal al completo, a las puertas del palacio de Saviñán, con algunos muchachos curiosos alrededor. Fue tomada el domingo 17 de septiembre de 1950, según se apunta en el reverso, coincidiendo con la visita al palacio. Al día siguiente, de camino a Borja, Gillon tomó una fotografía de Illueca con el palacio de los Luna señoreando el paisaje, que es la misma que se incluyó en el capítulo dedicado al Papa Luna del tomo IV de Silhouettes espagnoles.

Conservo también dos fotografías que tomó Gillon de Calatayud el viernes 22 de septiembre de 1961, desde la antigua carretera nacional, dirección Madrid, en un nuevo viaje por estas tierras. Son las que ilustran esta pequeña reseña, casi sesenta años después.

Publicado en Noticias | Etiquetado , | Comentarios desactivados en Dos fotografías de Calatayud de Robert Gillon